Láser verde

Láser verde en próstata (Green Light HPS)

En el Instituto de Urología y Medicina Sexual ofrecemos a nuestros pacientes con síntomas prostáticos el tratamiento con el nuevo láser verde (Green Light HPS) de alta potencia con excelentes resultados. La fotovaporización de la próstata con el nuevo láser verde es una técnica muy segura, que no produce sangrado y es tan eficaz como la cirugía tradicional de la próstata. El paciente está hospitalizado menos de 24 horas, se va a casa sin sonda y puede reanudar sus actividades habituales a los 2 ó 3 días evitando realizar esfuerzos.

Definición Láser Verde (Green Light HPS)

La terapia con láser verde (Green Light HPS) es un procedimiento mínimamente invasivo. Se introduce una pequeña fibra por el conducto de la orina (uretra) y a través de esta fibra se trasmite una energía láser de alta potencia que vaporiza selectivamente el tejido prostático de manera rápida y efectiva.
El nuevo láser verde (Green Light HPS) emite una luz verde con una longitud de onda de 532 nm y una potencia de 120 vatios que permite vaporizar el tejido prostático que comprime el conducto de la orina (uretra). Simultáneamente fotocoagula los vasos sanguíneos, evitando la posibilidad de sangrado. Esta ausencia de sangrado es una de las grandes ventajas del láser verde.
El nuevo láser verde (Green Light HPS) no produce necrosis profunda y no ocasiona los síntomas irritativos que producen otros sistemas de láser o la RTU de próstata.

Aplicación el Láser Verde (Green Light HPS)

Este láser verde (Green Light HPS) de alta potencia se aplica a través de cistoscopio de pequeño grosor que se introduce por el conducto de la orina. El líquido de irrigación que se utiliza es agua estéril, por lo que no puede producirse el Síndrome de Reabsorción que puede presentarse tras una RTU de próstata clásica.
Para la aplicación del láser verde (Green Light HPS) se aconseja realizar una anestesia regional (epidural), general o sedación.
La luz de láser verde (Green Light HPS) de 532 nm tiene un nivel de absorción muy alto por el tejido prostático y mínimo por el agua. Esto permite la vaporización del tejido prostático. La próstata se convierte en vapor de agua que se elimina a través de un sistema de irrigación continua. Al mismo tiempo se cierran los vasos sanguíneos (fotocoagulación) por lo que no se produce sangrado.
El láser verde (Green Light HPS) produce una vaporización de 1 a 2 gramos de próstata por minuto.
Como no se produce sangrado, no es necesario dejar el sistema de lavado continuo de la vejiga y de la próstata que es obligado tras una RTU clásica.
Al acabar el procedimiento suele dejarse una sonda vesical que se retira aproximadamente a las 12 horas y el paciente se marcha a casa, con una estancia hospitalaria de unas 24 horas.

Resultados que ofrece el Láser Verde (Green Light HPS)

El láser verde (Green Light HPS) ofrece unos resultados tan buenos como la RTU clásica pero sin presentar las complicaciones que pueden aparecer con dicha RTU.
Al vaporizar el tejido prostático que comprime el conducto de la orina los resultados son inmediatos. Al retirar la sonda vesical a las 12 horas, el paciente orina con un excelente flujo miccional y puede marcharse a su casa.
En más de 400.000 pacientes tratados se ha presentado:

  •   Alivio inmediato de los síntomas.
  •   El 95% está muy satisfecho con el procedimiento.
  •   El flujo urinario aumentó en un 200%.
  •   Vuelta a las actividades habituales (sin realizar esfuerzos) en 2 ó 3 días.

Los resultados se mantienen a largo plazo. En 5 años de seguimiento en la Clínica Mayo (Rochester-Minnesota-USA) ningún paciente ha requerido una nueva intervención por hiperplasia benigna de la próstata.
Una ventaja fundamental es que al vaporizar y no producirse sangrado, no se ha necesitado trasfusión de sangre. Los pacientes que toman antiagregantes (aspirina y otros) o anticoagulantes (sintrom) evolucionan mucho mejor con el láser verde que con la RTU.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información