FAQ:Enfermedades de Próstata: Hiperplasia y Cáncer

Enfermedades de Próstata: Hiperplasia y Cáncer

La próstata es el órgano que con mayor frecuencia se ve afectado por enfermedades en hombres mayores de cincuenta años.

A partir de los cuarenta años, la próstata empieza a crecer. Este crecimiento puede ser benigno (hiperplasia) o maligno (cáncer). Es fundamental realizar un diagnóstico precoz ya que el cáncer de próstata si se diagnostica pronto puede curarse.

¿Qué es la próstata?

La próstata es un órgano del sistema reproductor del varón. Es una glándula, con forma de castaña, colocada debajo de la vejiga y por delante del recto. La uretra (conducto por donde sale la orina) atraviesa la próstata por el centro, de manera que la orina sale de la vejiga atravesando la próstata.

La función principal de la próstata es producir un líquido que se une al semen para mejorar la calidad de los espermatozoides y aumentar la fertilidad.

¿Qué problemas afectan a la próstata?

Las tres enfermedades que se desarrollan más frecuentemente a partir de la próstata son:

  • Hiperplasia Benigna de Próstata (crecimiento benigno)
  •  Cáncer de próstata (crecimiento maligno)
  • Prostatitis (infección) Ver apartado: Prostatitis Crónica / Dolor Pelviano Crónico
  • Es importante realizar un correcto diagnóstico diferencial para indicar el tratamiento apropiado.

¿Qué es la hiperplasia benigna de próstata?

A partir de los 40-45 años la próstata puede crecer rápidamente dando lugar a la hiperplasia benigna de próstata (HBP). La HBP, puede comprimir la uretra y es la responsable de la aparición de síntomas urinarios (problemas para orinar) en la mayoría de hombres mayores de cincuenta años.

La frecuencia de aparición de HBP aumenta conforme mayor es la edad del varón.

¿Qué síntomas produce la HBP?

El crecimiento de la próstata puede producir síntomas que denominamos irritativos:

  • orinar con más frecuencia (polaquiuria)
  • levantarse por la noche a orinar (nicturia)
  • tener que ir rápidamente al servicio cuando se tienen ganas de orinar (urgencia miccional)

síntomas que denominamos obstructivos:

  • disminución de la fuerza y el calibre miccional
  • dificultad para comenzar la micción
  • goteo al terminar la micción
  • sensación vaciamiento incompleto de la vejiga
  •  en ocasiones retención de orina (incapacidad para orinar)

Estos síntomas imitativos u obstructivos suelen asociarse y en general son evolutivos, es decir van empeorando.

En algunos pacientes parte de la orina queda retenida en la vejiga (orina residual). Cuando este proceso avanza, se produce una distensión de la vejiga y posteriormente una afectación de las vías urinarias (uréteres) y del riñón que puede desembocar en una insuficiencia renal.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información