Eyaculación precoz

Definición

La eyaculación precoz es, cuando de una manera persistente, se produce la eyaculación y el orgasmo, antes o nada más penetrar y esto ocurre contra la voluntad del varón.

Para que hablemos de eyaculación precoz, este problema debe de aparecer de una manera frecuente, y ocasionar problemas a uno o a ambos miembros de la pareja.

Se denomina eyaculación precoz primaria, cuando este problema se produce desde las primeras relaciones sexuales y adquirida cuando aparece posteriormente.

De una manera sencilla podemos decir que una eyaculación precoz es cuando se produce antes que ambos miembros de la pareja lo deseen y este factor causa problemas en su relación sexual.

Causas de eyaculación precoz

En muchos casos la causa es desconocida. Existen problemas psicológicos y orgánicos que pueden producir eyaculación precoz.

La mayor parte de los hombres experimentan eyaculaciones rápidas en sus primeras experiencias sexuales. Habitualmente, el hombre aprende a controlar la rapidez de sus eyaculaciones a medida que aumenta su experiencia en las relaciones sexuales y que el entorno en el que se realizan le ofrece una mayor seguridad.

Las principales causas psicológicas de la incapacidad para controlar la eyaculación son la ansiedad, el sentimiento de culpa, un aprendizaje dificultoso y el miedo a no ser un buen amante. Todos estos sentimientos negativos se potencian con los sucesivos fallos y cada vez se produce mayor ansiedad y frustración.

Además pueden existir causas orgánicas como prostatitis crónica, ingesta de fármacos, problemas de tiroides, enfermedades neurológicas. En muchas ocasiones las cusas orgánicas y psicógenas interactúan entre sí y se potencian.

A modo de resumen, podemos decir que la eyaculación precoz se produce porque el cerebro responde con excesiva rapidez frente a los estímulos sexuales. Esto puede deberse a problemas psicológicos (aprendizaje dificultoso, primeras experiencias sexuales, ansiedad, miedo a fracasar, etc) o a problemas orgánicos. En ocasiones las causas psicógenas y orgánicas se potencian entre si.

Tratamientos que existen para la eyaculación precoz

En pacientes que presentan eyaculación precoz e impotencia, debe de tratarse inicialmente la disfunción eréctil. (ver apartado de disfunción eréctil).

El médico debe de explicar al paciente todos los tratamientos disponibles y los riesgos y beneficios de cada uno de ellos.

Básicamente tenemos dos tipos de tratamientos:

a) Psicológicos:

  • Psicoterapia     
  • Terapias conductistas

b) Farmacológicos:

  • Medicamentos (Dapoxetina).
  • Crema anestésica sobre el pene.

Dapoxetina es el único medicamento que se ha estudiado y aprobado específicamente para el tratamiento de la eyaculación precoz. Este medicamento actúa a nivel del cerebro retardando la eyaculación. Amplios estudios, realizados en más de 6.000 casos, han demostrado que los pacientes que recibieron dapoxetina retardaron significativamente la eyaculación y mejoraron el control de la eyaculación comparándolos con los pacientes que recibieron placebo (peores resultados).

Las cremas anestésicas pueden aplicarse sobre el pene 20 o 30 minutos antes de la relación sexual.

Finalmente, insistir que en la elección del tratamiento el médico debe de explicarle todos los tratamientos disponibles y la opinión del paciente juega un papel muy importante.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información