Incurvación del pene y enfermedad peyronie

El pene consiste en dos columnas de tejido eréctil que se denominan cuerpos cavernosos (producen la erección) y un conducto (uretra) por donde sale la orina.

Durante la erección, este tejido eréctil se rellena de sangre, el pene aumenta de tamaño y se vuelve rígido. Estos cuerpos cavernosos están rodeados de una hoja de tejido elástico llamada túnica albugínea.

Existen dos tipos de incurvación de pene:

  • Enfermedad de Peyronie (aparece a lo largo de la vida).
  • Incurvación congénita de pene (se detecta en la juventud).

La incurvación del pene origina gran ansiedad, muchos médicos, incluso muchos urólogos no saben cómo tratarla y es importante que consulte con un uro-andrólogo con experiencia en este tema.

Definición enfermedad de Peyronie

La enfermedad de Peyronie ocurre cuando una placa (cicatriz) se desarrolla en los cuerpos cavernosos y/o en la túnica albugínea que los rodea.

La zona donde se produce la cicatriz (fibrosis) pierde la elasticidad, por lo que no se estira cuando se rellenan los cuerpos cavernosos y por lo tanto el pene se dobla hacia la dirección de la cicatriz.

Síntomas que produce la enfermedad de Peyronie

Esta incurvación inicialmente es dolorosa, y puede dificultar o imposibilitar la relación sexual. Esta placa de fibrosis que dobla el pene y produce dolor en erección es un tejido cicatricial totalmente benigno.

La fibrosis (cicatriz) que se produce en la superficie del pene (túnica albugínea) puede provocar los siguientes problemas:

  • Dolor del pene durante la erección.
  • Incurvación del pene durante la erección, que puede dificultar, incluso impedir la penetración.
  • Acortamiento o estrechamiento del pene.
  • Impotencia o descenso de la erección

Obviamente los problemas para la relación sexual (por la incurvación o por la falta de rigidez) pueden causar mucha ansiedad y problemas psicológicos.

A la exploración, se palpa una zona endurecida, generalmente en la parte superior del pene y otras veces en los laterales del pene.

Esta enfermedad tiene una evolución variable, pero tiende a ser progresiva, es decir: con el tiempo aumenta la incurvación y se reduce el tamaño del pene.

Tratamientos

Esta enfermedad presenta una evolución muy variable, pero en la mayoría de los pacientes suele ser progresiva, es decir, la incurvación del pene tiende a aumentar y la erección tiende a disminuir.

Los objetivos del tratamiento son: aliviar el dolor, mejorar la incurvación y detener la progresión de la enfermedad.

En la primera fasese emplean los tratamientos médicos, pero con una eficacia muy limitada. Los fármacos más utilizados son: pentoxifilina, tamoxifeno, vitamina E y colchicina.

No hay un tratamiento único que haya demostrado ser efectivo en todos los casos con enfermedad de Peyronie. El euro-andrólogo le indicará el tratamiento más apropiado para su problema y cuánto tiempo debe tomarlo.

Recientemente se han presentado diferentes trabajos sobre el efecto de las ondas de choque de baja energía en pacientes con Enfermedad de Peyronie con buenos resultados.

En una segunda fase, cuando el dolor haya cedido, si persiste la incurvación debe pensarse en una intervención quirúrgica para poner corregir la incurvación.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información