Descenso deseo sexual

En el varón, a partir de los cincuenta años se produce un descenso del deseo sexual debido a la disminución progresiva de la hormona masculina (testosterona). Cuando este descenso es excesivo ocasiona una serie de problemas (descenso del deseo sexual que provoca la disminución de la actividad sexual y de la erección, cansancio, irritabilidad, osteoporosis, etc..) que repercuten seriamente en la calidad de vida.

Este déficit excesivo de testosterona se presenta en uno de cada diez hombres mayores de cincuenta años y puede ser tratado adecuadamente.

Definición salud sexual del varón

Con la edad, se produce en el varón una serie de cambios en sus hormonas, en su próstata y en su organismo que afectan a su salud y a su calidad de vida. Para la Organización Mundial de la Salud, la salud sexual es un estado de bien estar físico, mental y social referido a la sexualidad.

En el Instituto Urología y Medicina Sexual entendemos que la salud sexual del varón (próstata - descenso actividad sexual - cambios hormonales y corporales) no son solo un problema de salud sino que también es un problema de "calidad de vida" y disponemos de una unidad especializada en el "estudio integral del varón" mayor de cincuenta años.

Diagnóstico

El diagnóstico no es sencillo ya que con la edad aparecen enfermedades crónicas (diabetes, problemas cardiovasculares, tendencia al cansancio y a la depresión, etc) que se superponen a los síntomas del descenso de testosterona. De hecho, muchos hombres con déficit de testosterona atribuyen sus problemas sexuales y su cansancio a otras enfermedades crónicas y no consultan con el profesional adecuado.

En el Instituto Urología y Medicina Sexual ofrecemos un estudio integral de la salud del varón. Existen cuestionarios que ayudan en el diagnóstico, pero una buena historia clínica realizada por un uro-andrólogo con experiencia es la mejor herramienta para diagnosticar un déficit de testosterona. Esta historia clínica debe estar complementada por una adecuada exploración.

La sospecha clínica de un déficit de testosterona debe de ser confirmada por un análisis de sangre donde se determina la cifra exacta de testosterona libre y biodisponible. La cifra de testosterona total no sirve, lo que de verdad interesa es la testosterona libre, que es la que de verdad funciona.

En el Instituto Urología y Medicina Sexual calculamos la testosterona libre de acuerdo a las recomendaciones de la Sociedad Internacional para el Estudio del Varón (I.S.S.A.M). La cifra de testosterona libre y biodisponible es la que nos indica si es necesario plantear un tratamiento sustitutivo con testosterona.

¿Qué hombres necesitan tratamiento con testosterona?

Solamente deben recibir tratamiento sustitutivo con testosterona los varones que cumplan los siguientes requisitos:

  • Tengan manifestaciones clínicas de un déficit de testosterona.
  • Cuando exista un descenso de la testosterona libre, debidamente calculada.

El tratamiento sustitutivo con testosterona debe ser indicado por un médico experto en este problema ya que puede tener efectos adversos. Además, antes de un tratamiento con testosterona debe de realizarse una revisión prostática, por si existe algún problema en la próstata.

En el Instituto Urología y Medicina Sexual realizamos un estudio integral (Actividad sexual – Hormonas - Próstata) y valoramos lo beneficios y riesgos de este tratamiento, para ofrecerlo a los hombres que más pueden beneficiarse. Estos varones con tratamiento sustitutivo con testosterona deben realizar una serie de revisiones periódicas.

Ningún hombre debe automedicarse con testosterona sin un estudio adecuado por un médico experimentado en este campo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información